Lugares para visitar en Córdoba

Descubra el corazón de la ciudad y deslúmbrese con el más preciado patrimonio cultural de Córdoba.

La ciudad de Córdoba es una suma de historia, industrias, comercio, centro de rutas del país y cercanías a las sierras. Fue fundada el 6 de julio de 1573, sede de los primeros conventos de clausura (Las Catalinas y Las Teresas), el Museo San Alberto, la Catedral, la Casa del Marqués de Sobre Monte, el Cabildo y las Iglesias de los Franciscanos, Mercedarios y Dominicos entre otras obras de importancia arquitectónica, religiosa y cultural.

Es una capital que posee la extraordinaria capacidad de combinar dosis exactas de modernidad y tradición. Ecuación de la que cualquier visitante puede disfrutar caminado por su centro histórico, descubriendo entre bulliciosas avenidas y pobladas peatonales la antigua traza que diseñaron los fundadores.

La primera referencia visible en la Plaza San Martín es la Catedral, y detrás de ella el Monasterio de Santa Catalina, separado de El Cabildo por el magnífico pasaje de Santa Catalina.

A medida que avances en el recorrido te sorprenderás con los efectos del desarrollo económico y la modernización que ha transformado a Córdoba en una metrópoli dotada con los servicios de la más alta calidad.

Tomando a la Plaza San Martín como punto de inicio, se puede transitar un circuito que permitirá tomar contacto tanto con la parte moderna de la ciudad, como con su pasado histórico expresado en el excelente patrimonio arquitectónico.
El circuito también está integrado por varios centros comerciales y shoppings.

Manzana Jesuítica
En la ciudad de Córdoba es posible viajar al pasado y descubrir la obra que llevaron a cabo los Jesuitas al recorrer los antiguos edificios de esta Orden, dejándose maravillar por los objetos que atesoran; en especial en la llamada “Manzana Jesuítica”, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Para realizar este apasionante recorrido, una buena opción es que te acerques a la Oficina de Turismo ubicada a la vuelta del Cabildo, sobre la calle Deán Funes, entre San Martín y Rivera Indarte, – pleno centro – donde salen guiadas interpretativas sobre estos temas.

Otra alternativa es dirigirse directamente a la calle Obispo Trejo entre Caseros y Duarte Quirós donde se halla la Manzana Jesuítica propiamente dicha.

Una vez que comencemos a transitar hacia los emblemáticos edificios, el guía nos situará en el tiempo contándonos que la Orden Religiosa de los jesuitas llegó a la ciudad de Córdoba en 1599 y la convirtió en el centro neurálgico de su tarea evangelizadora, pedagógica y misional.

De está manera, Córdoba fue el punto de referencia fundamental en el panorama cultural del Río de la Plata y el Tucumán.

Con el paso del tiempo los jesuitas fueron adquiriendo mayor poder, por esta razón y al considerarlos una amenaza el Rey Carlos III, en el año 1767, decidió expulsar a la Orden Religiosa de todos los territorios que estaban bajo dominio español.

A pesar de este hecho los jesuitas pudieron legar una valiosa herencia a la ciudad de Córdoba, que incluye una de las primeras y más prestigiosas Universidades de América Latina – fundada en 1613 – el fastuoso templo de la Compañía de Jesús – más antiguo del país – la primer imprenta que tuvo el Virreinato del Río de la Plata – situada en el sótano del Museo San Alberto – y el Colegio Máximo – ahora denominado Colegio Nacional Monserrat.

Pronto llegaremos a la Iglesia de la Compañía de Jesús, donde realizaremos la primer parada y todo se traducirá en contemplación. Estaremos en el templo más antiguo de la Argentina, ya que su construcción data de 1640.

Desde la plazoleta de enfrente se puede observar los detalles de su fachada, que emerge como una fortaleza pétrea. La carencia en la región de maderos con dimensiones suficientes, impuso una original manera constructiva para su bóveda: la nave posee forma de casco o quilla de barco invertido.

En el interior destacaremos las cincuenta ” empresas sacras”. Estos emblemas rectangulares ubicados a 10 metros de altura, expresan una síntesis de la historia de la Compañía de Jesús.

El guía nos contará que la puerta de la izquierda era la entrada principal hacia la Universidad, la puerta central era la entrada para los españoles, mientras que la de la derecha era la entrada hacia la capilla de los indígenas – ahora Capilla Ntra. Señora de Lourdes.

Apreciaremos que el estilo en general de esta iglesia es “románico”, mientras que sus dos torres son de estilo ” alto peruano”, con una decoración realizada en piedra sapo. El púlpito posee dos estilos: la parte de abajo – más simple – y la parte de arriba – de estilo barroco -, que significa la unión del europeo con el indígena.

Luego de unos minutos de observación, donde intentaremos grabar cada detalle de la emblemática construcción nos dirigiremos al edificio contiguo, donde se emplaza el Rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba.

Allí sabremos que la Universidad fue levantada gracias a la donación que realizó el Obispo Trejo y Sanabria sobre todos sus bienes en el año 1613. El título con el que se egresaba de la prestigiosa institución era de Dr. en Arte y Teología.

Al ingresar en ella destacaremos su Salón de Grados, que posee un artístico mobiliario y el Museo de la U.N.C. Nos llamará la atención la biblioteca mayor, que conserva una rica colección de incunables y numerosos ejemplares de la librería jesuítica anteriores a 1767.

Es importante visitar el pabellón que guarda los originales del Código Civil Argentino y la biblioteca personal de su autor, el Dr. Dalmacio Vélez Sársfield.

De la Universidad nos trasladaremos hacia la esquina de Duarte Quirós y Obispo Trejo para conocer el Colegio Nacional de Monserrat.

El Real Convictorio de Nuestra Señora de Monserrat es un colegio con una mística propia, impregnado de tradición. Por sus aulas pasaron los líderes de la emancipación y también los primeros dirigentes de la organización nacional, entre ellos se destacan Juan José Paso, Juan José Castelli y José María Paz – entre otros.

Una vez en su interior recorreremos algunas de sus aulas, nos sentaremos en los antiguos pupitres y disfrutaremos de su extenso patio donde se hallan fuentes de mármol de carrara y estatuas alegóricas a la orden jesuítica.

Al finalizar todo el recorrido te darás cuenta que a través de estas edificaciones habremos recorrido nuestro pasado. La historia se habrá regalado ante nuestros ojos para escucharla y sentirla, mientras que nos otorga una explicación más sobre la idiosincrasia del pueblo argentino.

Museo Provincial de Bellas Artes Emilio Caraffa
En la puerta de entrada al Parque Sarmiento, frente a la Plaza España, encontraremos el Museo de Bellas Artes Emilio Caraffa, donde se llevan a cabo distintos programas de exposición y actividades…
En la puerta de entrada al Parque Sarmiento, frente a la Plaza España, encontraremos el Museo de Bellas Artes Emilio Caraffa, donde se llevan a cabo distintos programas de exposición y actividades complementarias para la difusión de diversas manifestaciones del Arte actual. Al ingresar al imponente edificio de estilo neoclásico – construido con el fin de sala expositora – advertiremos los recintos cubiertos que lo conforman de color blanco, donde se exhiben las distintas obras artísticas. Cabe destacar que las muestras que se lucen están expuestas durante un tiempo determinado, de acuerdo a los requerimientos de sus autores, por esta razón el Museo Caraffa recibe constantes manifestaciones artísticas a lo largo del año. Además el museo ofrece servicios de Biblioteca especializada en arte; un Centro de Información y Documentación y un programa de Visitas Guiadas para instituciones escolares y para todo público.

El sitio que estaremos conociendo comenzó a construirse en 1915, bajo la dirección del arquitecto Juan Kronfuss, entonces Director General de Arquitectura de la Prov. de Córdoba, culminando la obra al año siguiente. La actual denominación del museo se implementó en 1950, rindiendo homenaje a la memoria del artista catamarqueño y cordobés por adopción, Emilio A. Caraffa.
En 1962 el museo fue objeto de una ampliación consistente, en una construcción con un moderno estilo arquitectónico que aumentó su capacidad de exhibición.

Al transitar por las amplias instalaciones apreciaremos las obras artísticas expuestas que pueden ser visuales, de fotografía, pintura, dibujo, grabados o esculturas, según la muestra que se esté presentando al momento de la visita.
Además de las obras que se despliegan, el museo cuenta con una valiosa colección de artistas argentinos de la segunda mitad del siglo XIX y de los “Modernos” que representan a las diferentes tendencias plásticas del presente. Entre los artistas de ambas épocas se destacan en pintura los trabajos realizados por Genaro Pérez, Emilio Caraffa, Gómez Clara, Fernando Fader, Víctor Pizarro y Emilio Pettoruti – entre otros. En artes plásticas, el museo posee colecciones de Lino Eneas Spilimbergo, Juan Carlos Victorica, Carlos Camilloni, Horacio Butler, Juan Carlos Castagnino, entre los más destacados. En materia de escultores tiene obras de Pablo Curatella Manes, Aurelio Macci, Héctor Valazza, Horacio Juarez, Clara Ferrer Serrano, Miguel Angel Budini, Carlos Peiteado y tantos otros.

Además existen en la colección dos grabados de Pablo Picasso, un Goya de impecable factura y la “Belle pensive” pintura de Foujita.

Zoológico de Córdoba
Dentro del Parque Sarmiento, más precisamente en la calle Rondeau 789 tendremos la oportunidad de visitar el Jardín Zoológico de la ciudad, en un predio de 17 hectáreas acondicionadas para tal fin. El zoológico de Córdoba abrió sus puertas en el año 1915 y desde entonces se dedica a la conservación y mantenimiento de las instalaciones y jardines que ocupan el recinto para que todas las personas, sin límite de edad, puedan disfrutar y conocer acerca de la vida animal.
En el interior comenzaremos a recorrer las jaulas que contienen las diferentes especies de todas partes del mundo, otorgándoles un hábitat similar al de los ecosistemas donde éstos se desarrollan.

Entre sus principales atracciones cuenta con elefantes asiáticos, cebras, leones africanos, tigres de Bengala y yaguares misioneros.
Al transitar por las sendas internas del zoológico – que están bien demarcadas – encontraremos distintos paneles que nos brindarán información sobre las especies que estamos visitando.Así aprenderemos que el oso lavador mayuato es una especie cercana al mapache; que en la cola posee anillos de colores claros y oscuros y un vistoso antifaz en su cara.Pasaremos por la región donde se encuentran los animales anfibios o de agua y observaremos al lobo marino de un pelo que está protegido por leyes nacionales para detener su extinción. En este sector advertirás a las tortugas de laguna que poseen 40 cm. de tamaño, son carnívoras y que poseen un caparazón por la zona dorsal de color claro, mientras que la zona ventral es amarilla y negra. Veremos osos meleros, jabalíes, un hipopótamo, al mono papión sagrado de la zona de Arabia y lejano oriente y al oso tibetano de color negro pero que posee una inconfundible “V” blanca o amarillenta en su pecho. En el paseo nos divertiremos con los monos ardilla – tití – que trasporta a sus crías en el lomo y con los grandes gorilas.

El Cabildo
Desde siempre fue centro de la actividad cívica de la ciudad y más en la actualidad, pues perfectamente reciclado, sus instalaciones se adecuaron para exposiciones, auditorium, muestras y centro de información turística. La construcción original data del siglo XVII sufriendo luego numerosas modificaciones.
Dichas modificaciones le hicieron perder buena parte del primitivo carácter colonial. Funcionó como Cabildo y cárcel y luego la ocupó la jefatura de policía.

Casa del Obispo Mercadillo
En Rosario de Santa Fe 39, se aprecia una pequeña fracción de la casa que ocupara el Obispo Fray Juan Manuel Mercadillo cuando se trasladó a Córdoba, la sede de la Diócesis de Tucumán en el año 1698.
Cabe destacar la rica ornamentación del frente, en la que se destaca un balcón de hierro martillado, pieza única por su artesanía y dibujo, como así también el oratorio que formaba parte de la casona en que residía el Obispo. Detrás se levanta el moderno edificio de ladrillo a la vista que presenta una gran escalinata a manera de pirámide.

Rectorado de la Universidad
Fue administrado por los jesuitas desde 1600 hasta 1767. Fue inaugurado en 1613 por la Compañía de Jesús, con las facultades de Arte y Tecnología. Cuenta con diez facultades y una serie de escuelas e institutos, entre sus muchos valores arquitectónicos se destacan el Salón de Actos y la Biblioteca Mayor, que contiene un patrimonio en documentación del siglo XIX y una biblioteca Jesuita; además de atesorar en el templete al Dr. Dalmasio Vélez Sarsfield, autor del Código Civil. En la actualidad funciona en este sitio la Facultad de Derecho.

Basílica de Santo Domingo
Venera la antigua imagen de Ntra. Sra. del Rosario, hermana del Señor del Milagro de Salta, desde 1592. En el camarín de la Virgen se guardan dos banderas inglesas conquistadas en las invasiones de 1806, y el bastón de Liniers. Al frente del altar se puede apreciar un bellísimo frontal forjado en plata, cuyo origen se remonta a la época colonial.

Paseo de la Cañada
Este arroyo, afluente del río Suquía, trajo desde los primeros tiempos de la fundación problemas a los habitantes de la ciudad, por las inundaciones que ocasionaba en la época de creciente de sus aguas.
En 1939 recién se decidió canalizarlo y esta obra finalizó en 1950.

Parque Sarmiento
A escasos minutos del centro encontrarás el Parque Sarmiento enclavado en la zona más alta de la ciudad, donde podrás disfrutar de un hermoso predio forestado, ideal para efectuar actividades al aire libre… compartiendo gratos momentos con amigos.
Para llegar a este sector de Córdoba deberemos transitar por la Av. Poeta Lugones y utilizar algunos de los múltiples accesos que se encuentran sobre ella o directamente por su entrada principal ubicada frente a la Plaza España. El parque que estarás conociendo fue diseñado por el afamado arquitecto paisajista de origen francés – Thays – a finales del siglo XIX, quién culminó su obra en el año 1911.
Considerado como el pulmón verde de la capital cordobesa, ofrece variadas posibilidades de esparcimiento tales como, paseos peatonales, parque de diversiones, jardín zoológico, pista de patinaje, lago artificial con embarcaciones, juegos para niños y hasta un anfiteatro griego utilizado para espectáculos musicales. Además podremos realizar pic- nics desde el Coniferal del Parque, donde obtendremos una de las vistas más atractivas de la ciudad. Otro bello lugar dentro del parque es El Rosedal, un jardín delicadamente arreglado, donde se puede descansar en sus bancos mientras se contempla las fuentes de agua o las estatuas de principios de siglo XX. También podremos efectuar footing bordeando el río por la nueva costanera, donde destacaremos la vistosa Isla de los Patos. El Parque Sarmiento esta abierto de 8 a 21 hs. para realizar actividades deportivas y posee servicio de seguridad las 24 hs. del día. La entrada es libre y gratuita. ¡Disfrutalo!

Parque Sarmiento y Barrio Nueva Córdoba
Sus orígenes se remontan al año 1911. Por Av. Roca se puede apreciar la isla Crisol (paseos en botes) el Parque de la Salud (con señaladores para la práctica de ejercicios gimnásticos). El Rosedal, el Teatro Griego “Leopoldo Lugones” (para la realización de festivales musicales) y el Jardín Zoológico, inaugurado en 1914 y construido sobre las barrancas naturales de la zona. En el mismo se exponen animales autóctonos y exóticos. En su interior se destaca el serpentario donde funciona el Centro de Zoología Aplicada, que estudia el veneno para la elaboración de suero antiofídico.

Cerro de las Rosas
El Cerro de las Rosas se ha transformado en un referente de la vida nocturna y la peatonal en un centro comercial de importancia.
El origen del nombre se debe a que el suelo es propicio para la forestación de rosales. La zona se caracteriza por los numerosos restaurantes que ofrecen platos típicos e internacionales, las casas de té, pubs, y otros atractivos.
Es una zona residencial que se presta para los amantes de largas caminatas, desde allí se puede obtener una hermosa vista de la ciudad a través del mirador ubicado en este pintoresco barrio.

Estadio Polideportivo y Barrio Chateau Carreras
El estadio comenzó a ser construido en 1976, siendo terminado dos años después. Fue una de las subsedes del Campeonato Mundial de Fútbol en 1978.

Colegio Nacional de Monserrat
Fue fundado el 10 de abril de 1695, el edificio ocupa la manzana que perteneciera a los jesuitas y al antiguo Colegio Máximo. La fachada es neocolonial y está inspirada en el renacimiento español, resulta destacable su característica torre con reloj. Conserva un espléndido claustro y posee una valiosa pinacoteca.
Su edificio fue restaurado exteriormente en 1928, en estilo renacimiento español. Desde el comienzo del ciclo lectivo 1998 se aceptaron mujeres por primera vez en toda la historia del colegio, hecho que generó una verdadera polémica.

Casa del Virrey Sobremonte
Es la más bella casona colonial que se conserva, sede del actual Museo Provincial de Historia.
Data del año 1752 esta casa fue habitada por el Marqués de Sobremonte entre los años 1784 y 1796, siendo Gobernador Intendente.
Este solar se destaca por su capilla, patio de honor, un balcón esquina y los dormitorios en la planta alta, conserva el mobiliario original y objetos de gran valor histórico.
Se encuentra en la calle Rosario de Santa Fe, esquina Ituzaingó, ha sido declarada Monumento Histórico Nacional.

Iglesia de la Compañía de Jesús
En 1599 se establecen los jesuitas en esta manzana, la orden construye la iglesia, la Capilla Doméstica y la Residencia de los Padres. Además levantan en el mismo predio, la Universidad y el Colegio. Hoy funcionan en estos edificios, el Rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba y el Colegio Nacional de Monserrat.
En diciembre de 2000, la Manzana Jesuítica integrada por la Iglesia de la Compañía de Jesús, la Capilla Doméstica, el Colegio Nacional de Monserrat y la Casa de Trejo (Rectorado de la UNC), junto a las Estancias Jesuíticas de Córdoba.

Iglesia Catedral
Es una magnífica obra de la arquitectura colonial americana, declarada Monumento Histórico Nacional.
Se destaca la gran cúpula, su portal de hierro, de estilo neoclásico, con las siluetas de San Pablo y San Pedro y los dos campanarios de estilo barrocos con soluciones indo americanas. Su interior se divide en tres naves y fue magníficamente decorado en los primeros años del presente siglo, bajo la dirección de Emilio Caraffa. Entre sus tesoros se cuenta el Sagrario de plata, realizado en 1804.

Academia Nacional de Ciencias
Se fundó en el año 1869 bajo la gestión de Germán Burmeister, quien contó con el apoyo del Presidente Domingo Faustino Sarmiento y del Ministro de Educación Nicolás Avellaneda. El edificio, sede de la academia, fue inaugurado oficialmente a fines de 1887.Consta de dos plantas y se accede a la superior, mediante dos escaleras de mármol de Carrara. La fachada muestra reminiscencias florentinas. Fue declarado Monumento Histórico Nacional. Se encuentra ubicada en la Av. Vélez Sarsfield 249.

Capilla de San Roque
Es de estilo toscano con muestras de influencias neoclásicas. En el claustro ubicado en un costado, residen las monjas del Huerto, que sirven en el Hospital. Se destaca en su interior un valioso púlpito con reminiscencias aborígenes, tallado en madera. Data del año 1760 y fue declarado Monumento Histórico Nacional.
Se ubica en Obispo Salguero y San Jerónimo.

Convento e Iglesia de San Francisco
Este convento llamado originalmente Convento Máximo de San Roque de la Orden de Frailes Menores, es de estilo neoclásico, posee una sola nave con crucero renacentista y la sillería del coro es barroca con tallas de factura indígena e importantes pinturas de los siglos XVII, XVIII y XIX. Su construcción formó parte del primer Convento de la Ciudad. Por sus claustros, de los cuales sólo se conserva uno, además de la iglesia, pasaron Francisco Solano, en 1596 y en el siglo pasado Fray Mamerto Esquiú.
Está ubicado en las calles Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes e Ituzaingó.

Observatorio Astronómico y Servicio Meteorológico Nacional
Fue construido en el año 1870 e inaugurado el 24 de octubre de 1871, bajo la presidencia de Domingo F. Sarmiento. Su infraestructura se completó en el año 1942, con la inauguración de la estación astrofísica de Bosque Alegre. Fue declarado Monumento Histórico Nacional.
Está ubicado en la calle Laprida 854.

Palacio de Justicia
Ubicado entre las calles Arturo M. Bas, Bolivar, Caseros y Duarte Quirós. Fue construido en el año 1936 por los arquitectos José Hortal y Salvador Godoy. En el interior se encuentra el panteón del director Dalmasio Vélez Sarsfield. Fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Teatro del Libertador
Llamado antiguamente Teatro Rivera Indarte como aún se lo denomina popularmente, fue construido en el año 1887 y cuenta con detalles de decoración de gran valor, como estatuas con figuras mitológicas, lámparas, etc. Su magnificación acústica lo emparenta con los mejores teatros del mundo. En este mismo lugar funciona el Museo del Teatro y de la Música Cristóbal de Aguilar.

FUENTE: http://www.enjoy-argentina.org/

Comentarios